Grigory Rasputín; Místico de Siberia

Ra’al Ki Victorieux

Un polémico personaje histórico asociado con la sanación espiritual, y con la caída de la monarquía rusa. El peregrino, Grigory, fue considerado como un hacedor de milagros, pero también acusado de encarnar fuerzas oscuras. ¿Era charlatán, libertino, o un santo que sanaba por la gracia de Dios? Fue culpado de influencia excesiva en asuntos del estado. Grigory R. es retratado como un hombre que busca a Dios, y se convierte en una persona de gran influencia. Esta miniserie de ocho episodios, realizada en el 2014, dirigida por Andrei Malyukov recrea la vida del monje, desde su humilde origen, hasta el momento de su muerte. El guión es obra de Ilya Tilkin, a partir de una recopilación de materiales de Eduard Volodarsky.

En 1917, el investigador alemán, Heinrich Ivanovich Svitten, es asignado por el jefe del gobierno provisional, Kerensky, para investigar la actividad de Grigory durante el reinado del emperador Nikolay. Por lo tanto, entrevista a quienes lo conocieron. Tienen un papel relevante la hija, Maria Rasputina, y Anna Výrubova, dama de honor, amiga y confidente de la zarina Alejandra Fiódorovna Románova.

Habitante de la lejana Siberia, Grigory vive con su esposa e hijos, cuando unos hombres lo intentan matar a golpes. Sobrevive milagrosamente, y debido a este suceso se convierte en peregrino y parte a buscar a Dios. Así llega a un monasterio. Demuestra que tiene el don de sanar a las personas, aunque no pueda explicar el por qué. El padre superior lo envía a buscar a un anciano ermitaño, el cual intenta matar a Grigory, quien nuevamente sobrevive. La fortuna lo lleva a conocer a Anna Výrubova, dama de honor de la zarina, quien lo presenta con los zares. El pequeño heredero está enfermo de gravedad, y con la ayuda de Grigory mejora, esto le gana un lugar en la corte. Las personas de todo tipo, desde los desposeídos, hasta algunos de alto rango, comenzaron a buscar la ayuda de Grigory. Él curaba no sólo las enfermedades, sino también las almas. Sin embargo, era constantemente seguido por la policía y por la prensa. Dado que disfrutaba de la bebida y la compañía femenina, se le acusaba de salvaje y perverso. La familia real ocultaba el hecho de que el joven príncipe estaba enfermo, por lo que la cercanía de Grigory con el zar y la zarina generaba numerosos rumores. A fin de callar un poco las malas lenguas, él dejaba Rusia por temporadas, en las que regresaba con su familia en Pokrovskoye. Sus enemigos crecen en número, y una pordiosera enferma intenta matar a Grigory al apuñalarlo en el estómago. Sobrevive, y es llamado de nueva cuenta a palacio, para atender la salud del heredero. El emperador se debate entre la guerra y la paz, Grigory le intenta persuadir de no tomar las armas. Los rusos partidiarios de la guerra, con apoyo británico, crean un complot para asesinar a Grigory. Los conspiradores lo intentan envenenar, lo golpean, le disparan, y al final lo hunden en las heladas aguas de un río. Este sería el inició de la caída de la monarquía rusa. El arduo trabajo del investigador, no sólo recopila información de la vida y de la noche del asesinato del monje, sino que también despeja gran cantidad de falsos rumores, para rescatar la figura de un hombre ruso, quien fue un poderoso cortesano.

La serie no sólo es valiosa por la recreación histórica, también es una obra entretenida, de alta intensidad emocional, por la cadena de dramas escenificados. Nos plantea numerosas contradicciones sociales, porque aborda temas políticos, religiosos, y de salud.

Por ejemplo, podemos reflexionar en la peculiar combinación de hombre de Dios y peregrino tosco y mundano en la figura de Grigory. Será útil recordar que en Siberia existe una larga tradición de chamanes, hombres y mujeres conectados con el mundo de lo real, y el del espíritu. Estos curanderos son fuertes, algo hoscos, pero con un alma noble al servicio de la comunidad. La castidad no es obligatoria para los chamanes, muchos incluso trabajan con el despertar de la energía sexual. La figura del religioso, del monje en la iglesia ortodoxa, es diferente, se apoya en la tradición, en las contribuciones económicas de los pobladores, y predican la castidad, aunque sabemos que no todos los monjes son tan santos como dicen serlo. Grigory tuvo diferencias con algunos sacerdotes, ya que criticaba que usaran las limosnas para adornarse con joyas, en vez de para asistir a los necesitados. Sin embargo, en la Rusia de inicios del siglo XX la influencia mayoritaria era de la iglesia, una figura como la de Grigory era polémica, porque no era célibe, estaba casado, con hijos, y se dice -aunque no se ha logrado comprobar-, que frecuentaba prostitutas y afirmaba: «Se deben cometer los pecados más atroces, porque Dios sentirá un mayor agrado al perdonar a los grandes pecadores».

Encuentro una cierta semejanza entre Grigory y el personaje protagonista de la obra de Stephen King: La Milla Verde. Brutus «Mole» Howell, quien a pesar de su sobrenombre es un hombre pacífico, tiene poderes sobrenaturales, es capaz de sanar a personas y hacer otros tipos de milagros. En la serie, el investigador recibe la orden de tratar de encontrar pruebas de que Grigory era un charlatán. Encuentra que en la corte se consultaba por ejemplo a un esquizofrénico que en trance decía lo que se consideraban profecías, aunque lo único cierto es que se cagaba en sus pantalones mientras se contorsionaba en el piso. También entrevista a un médico tibetano, quien posee conocimientos de la medicina herbolaria. Este sabe que su práctica profesional no es del agrado del nuevo gobierno. No sólo fue asesinado Grigory, sino que se buscó terminar con la libre práctica espiritual. Con la caída de la monarquía, el fusilamiento de la familia real por los comunistas, la política marxista-leninista soviética defendió constantemente el control, la supresión, y la eliminación de las creencias religiosas, y alentó el ateísmo. El estado abogó por la destrucción de la religión y declaró oficialmente que las creencias religiosas eran supersticiosas y atrasadas. El Partido Comunista destruyó iglesias, sinagogas, mezquitas y templos budistas; ridiculizó, acosó, encarceló y ejecutó a los líderes religiosos, inundó las escuelas y los medios con enseñanzas antirreligiosas, e introdujo un sistema de creencias llamado ateísmo científico, con sus propios rituales, promesas y divulgadores. En este contexto de furia anti religiosa, es entendible que Grigory sea uno de los símbolos cuya memoria ha sido difamada. No tiene nada de espiritual una política en contra de las libertades individuales, de la fe, y de las obras de arte y cultura que manifiestan la reverencia a lo que nos trasciende; el alma y la divinidad. Estas campañas anti-religiosas disminuyeron hasta finales de la década de 1980, en virtud de Mijail Gorbachov, quien impulsó una nueva política y las libertades sociales. Muchos edificios fueron devueltos a la iglesia, para ser restaurados por los feligreses locales. Sin embargo, aún existen roces entre la política y los chamanes, como en el caso de Aleksandr Gabyshev, chamán siberiano que en el 2019 prometió «purgar» a Vladimir Putin del Kremlin, y fue recluido en un hospital psiquiátrico, y condenado por el tribunal como «peligroso para sí mismo y para otros», a pesar de los esfuerzos de Amnistía Internacional por su liberación. Al respecto Denis Krivosheev, afirma que: “Han hecho de Aleksandr Gabyshev un enemigo del Estado sólo por haber expresado su antipatía hacia Putin y por su espectacular viaje a pie desde su casa, en Siberia, hasta Moscú, y fue detenido por la policía después de que hablara de ‘purgar’ al presidente de su cargo usando sus poderes chamánicos.”

Este y otros temas que encontramos relacionados con la vida de Grigory Rasputín siguen vigentes. Esperemos que el mundo encuentre el mejor camino para que la humanidad viva en justicia social, amor, paz, y bajo la gracia y bendiciones divinas.

Bendiciones de Amor, Gracia y Trascendencia

Gracias por tu tiempo y atención. Espero que este documento te haya resultado interesante. Te agradezco un like, comentar y compartir. Hasta pronto.

Te recuerdo que puedes comprar mis libros en Amazon Kindle.

Ra’al Ki Victorieux

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s