Lastimosa Anarquía Santurrona en la Convocatoria de la SEP

Ra’al Ki Victorieux

En la Convocatoria a Creadores Visuales para el Rediseño de los Libros de Texto Gratuitos de Educación Primaria del Ciclo Escolar 2021 – 2022 se invita, con fundamento en diversos artículos legales, a que los ilustradores trabajen a cambio de un reconocimiento con valor curricular y un ejemplar de libro. Esta iniciativa de la SEP, lleva los nombres de la titular, Delfina Gómez Álvarez, el director de Materiales Educativos, Marx Arriaga, y la subsecretaría de Educación Básica, Martha Velda Hernández Moreno. A continuación presento algunas de las irregularidades en esta situación, que ha generado una conmoción negativa en el medio cultural y artístico nacional.

I. Disonancia Cognitiva entre Obligación Legal y Ejercicio Presupuestal

La convocatoria inicia amparándose en la ley, con fundamento en el artículo 3 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos: Artículo 3. – Todo individuo tiene derecho a recibir educación. El Estado -Federación, Estados y Municipios- impartirá educación inicial, preescolar, primaria y secundaria. La educación inicial, preescolar, primaria y secundaria son obligatorias.

Independientemente de que el Estado cuenta con presupuesto para la educación, debido a reformas recientes, solamente brinda el inmueble, y los sueldos. NO otorga presupuesto para cosas básicas (y más necesarias ahora en pandemia) como la compra de jabón, papel de baño, pago de agua, luz, etc. Brinda asistencias económicas a los padres de familia, becas a los alumnos, y se espera que estos se organicen para pagar los servicios e insumos de limpieza básicos en las escuelas. Esto generalmente NO ocurre, y debido a esto, las escuelas públicas atraviesan una situación de falta de higiene espeluznante. Este caso es no sólo algo relativo a la fealdad que la suciedad brinda a cualquier entorno; es trágico por los posibles desenlaces resultados de enfermedades e infecciones. ¿Por qué no dedicar parte del presupuesto que se gasta en propaganda anunciando que todos debemos lavarnos las manos y usar cubrebocas, en cultivar entornos educativos con dinero para cubrir sus necesidades de higiene? También la limpieza es algo que se debe inculcar -con el ejemplo- en la educación básica.

Del presupuesto que el Estado tiene para brindar la educación obligatoria, suponemos se debería también de cubrir los gastos de realización de programas de estudios, producción de libros de textos gratuitos, y gestión administrativa. Aquí encontramos la queja común de que los programas de estudios no se han actualizado de forma suficiente para responder a las demandas de los tiempos. En peor estado se encuentran los procesos administrativos, ya que muchos docentes afirman que la SEP cae en situaciones como pedir algunos documentos tanto en forma digital como escritos a mano, duplica procesos, y otras trivialidades siniestras que roban tiempo a los profesionales de la educación.

En la polémica convocatoria queda claro que la SEP pretende que un amplio grupo de profesionales: 1. Artistas y artesanos. 2. Ilustradores. 3. Diseñadores gráficos. 4. Escultores. 5. Fotógrafos. 6. Grafiteros. 7. Artistas urbanos. 8. Pintores. 9. Infógrafos y cartógrafos. 10. Dibujantes. 11. Escenógrafos, concursen para lograr ser elegidos para ilustrar secuencias didácticas. No sólo deben pasar el filtro de la selección, enviar todos sus datos personales, sino también tomar un curso de capacitación para ahondar en los requerimientos técnicos para los libros de texto. Todo este trabajo, en el que ceden a la SEP los derechos patrimoniales de su obra, sin honorarios.

Entonces, ¿es o no obligación del Estado cubrir los gastos que supone brindar educación básica a todos los ciudadanos o no? La disonancia cognitiva es la incomodidad psicológica que sentimos cuando nuestras mentes tienen dos conceptos contradictorios al mismo tiempo. Por ejemplo: Yo autoridad de la SEP, Institución del Estado, debería usar el presupuesto eficientemente para brindar educación gratuita porque así lo establece la ley, y no quiero pagar algunas cosas básicas para brindar educación, como el trabajo de arte en los libros, o los insumos para la higiene y servicios básicos en las escuelas. Esta situación es una disonancia cognitiva que es psicológica, emocionalmente incómoda, socialmente nefasta, porque vulnera el estado de derecho y el respeto a los derechos humanos a la cultura y la educación, así como a brindar un lugar digno donde estudiar o trabajar.

Convocatoria SEP

II. Antinomia entre el uso de la Ley de Educación y la Ley del Trabajo

Otra de las leyes que menciona la convocatoria es la Ley General de Educación, que en la Sección 1.- De la distribución de la función social educativa. Artículo 12, fracciones III y XIII, se refiere a los libros de texto:

Artículo 12.- Corresponden de manera exclusiva a la autoridad educativa federal las atribuciones siguientes:

III.- Elaborar, mantener actualizados y editar, en formatos accesibles, los libros de texto gratuitos y demás materiales educativos, mediante procedimientos que permitan la participación de los diversos sectores sociales involucrados en la educación. Al inicio de cada ciclo lectivo, la Secretaría deberá poner a disposición de la comunidad educativa y de la sociedad en general los libros de texto gratuitos y demás materiales educativos, a través de plataformas digitales de libre acceso.

XII.- Realizar la planeación y la programación globales del sistema educativo nacional atendiendo las directrices emitidas por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación y participar en las tareas de evaluación de su competencia de conformidad con los lineamientos que para tal efecto emita dicho organismo.

Si usted lee esta Ley, podrá darse cuenta que se refiere a la exclusividad de esta actividad, es decir, recae únicamente en la SEP. Podemos observar que: a.- En ningún lado de la Ley de Educación encontramos que los ciudadanos deben realizar trabajo no remunerado para la elaboración de los libros de texto gratuitos. La convocatoria dirigida a potenciales ilustradores no menciona la Sección 3.- Del financiamiento a la educación, que establece en su Artículo 25.- El Ejecutivo Federal y el gobierno de cada entidad federativa, con sujeción a las disposiciones de ingresos y gasto público correspondientes que resulten aplicables, concurrirán al financiamiento de la educación pública y de los servicios educativos. El monto anual que el Estado -Federación, entidades federativas y municipios-, destine al gasto en educación pública y en los servicios educativos, no podrá ser menor a ocho por ciento del producto interno bruto del país, destinado de este monto, al menos el 1% del producto interno bruto a la investigación científica y al desarrollo tecnológico en las Instituciones de Educación Superior Públicas. En la asignación del presupuesto a cada uno de los 14 de 74 niveles de educación, se deberá dar la continuidad y la concatenación entre los mismos, con el fin de que la población alcance el máximo nivel de estudios posible.

Si bien, el manejo de la convocatoria presenta una contradicción en el uso de los artículos de la Ley de Educación, al pretender obtener trabajo gratis, también se contrapone a los derechos laborales, entre los que podemos mencionar recibir un pago justo por un trabajo desempeñado. Ilustrar un libro que es obligación del Estado financiar, es un trabajo. Que las autoridades lo intenten presentar como colaboración voluntaria es abusivo. Hacerlo en medio de una pandemia, en la que la comunidad artística, así como muchos grandes sectores de la población han sufrido no sólo en términos de salud, sino también en su economía, es insensible y siniestro.

En la Ley del Trabajo, Titulo Segundo. Relaciones Individuales de Trabajo. Capítulo I. se especifica en el Artículo 20: Se entiende por relación de trabajo, cualquiera que sea el acto que le dé origen, la prestación de un trabajo personal subordinado a una persona, mediante el pago de un salario. Contrato individual de trabajo, cualquiera que sea su forma o denominación, es aquel por virtud del cual una persona se obliga a prestar a otra un trabajo personal subordinado, mediante el pago de un salario. Entendemos que las diversas secretarias forman un sólo Estado, y esperamos que puedan tener mayor claridad y coordinación legal.

III. De Los Apostolados Perversos

La educación es casi un apostolado, los maestros ejercen una labor indispensable en toda sociedad, y muchas veces, lamentablemente, reciben poca remuneración por compartir su sabiduría. Un caso terrible por ejemplo, es el de los maestros de la UNAM que cobran mil pesos mensuales, y a quienes no se les ha pagado por meses. Es dramático vivir en sociedades en que a los maestros se les paga una miseria y los sueldos grandes van para aquellos que tienen relaciones personales con figuras en el poder, en la delincuencia organizada o en el entretenimiento. Y luego nos preguntamos por qué la sociedad no presenta mayor desarrollo y equidad. En México, tenemos una serie de corrupciones sindicales que han dañado la calidad y bloqueado el desarrollo de la educación gratuita. Como nación, a todos los ciudadanos nos afecta la excelencia o falta de esta en los procesos educativos. EL Universal en “El apóstol del trabajo gratuito”, publicó algunos de los comentarios con que en el contexto de Semana Santa, Marx Arriaga alienta a los inscritos a su convocatoria: “Son momentos de reflexión, de comunión, los que estamos pasando, mientras otros se encuentran en la playa, ustedes pasan las horas reflexionando sobre su pasado, sus experiencias frente al aula, sus expectativas docentes (…) Aunque sujetos desalmados, sin empatía, elitistas todos, lo duden, ustedes poseen las herramientas para lograr este objetivo. No bajen los brazos”.

Quienes defendemos que los profesionales de las artes reciban un pago justo, no somos individuos desalmados, sin empatía, ni elitistas como afirma Arriaga: Somos participantes de la comunidad creativa, conocemos lo difícil que es sobrevivir con una vocación artística, y por ello nos manifestamos solidarios. En respuesta a lo que se ha percibido como una convocatoria perversa, que ningunea el trabajo cultural, muchos han participado en la Anticonvocatoria, una serie de memes que reaccionan a la situación, algunos con el hashtag #LailustraciónSEPaga

IV. Prácticas contra la Ética y la Moral

La 4T se ha querido presentar como un baluarte contra la corrupción y pro el Estado de derecho, es decir, fomentar que todos los ciudadanos (incluidos aquellos en el gobierno) se encuentren igualmente sujetos a los códigos y procesos legales divulgados públicamente. Sin embargo: Cuando las autoridades son las primeras en generar un estado caótico, con ausencia de norma, en franca contradicción legal, lo que manifiesta es anarquía.

AMLO, ha divulgado frecuentemente La Cartilla Moral, elaborada en su versión original por Alfonso Reyes en 1952, y adaptada a los tiempos que corren por José Luis Martínez en 1992. Esta inicia afirmando que “El hombre se educa para el bien. (…) El bien es una cuestión de amor y de respeto. Es amor y respeto lo que es bueno para todos y aversión a lo perjudicial.” Definitivamente, el gremio cultural está convencido de que trabajar gratis no es algo “bueno”, es perjudicial. Así lo han demostrado los integrantes del Observatorio Cultural para la Niñez Mexicana, los colectivos culturales No Vivimos del Aplauso y Creadores Gráficos, que han emitido comunicados en que cuestionan la convocatoria, y proponen trabajar en la elaboración de un tabulador de imágenes que valore y retribuya económicamente y “de maneja justa” el trabajo de los creadores visuales.

Continuando con La Cartilla Moral, en el punto 2 se habla del cuerpo y el alma: “No se trata de negar lo que hay de material y de natural en nosotros, para sacrificarlo de modo completo en aras de lo que tenemos de espíritu y de inteligencia. Eso sería una horrible mutilación que aniquilaría a la especie humana.” Definitivamente, los artistas son creadores de inteligencia y creatividad que también tienen un cuerpo natural que alimentar, y sostener gracias a los pagos por sus talentos. En el número 7, relativo a La Sociedad, encontramos: “La subsistencia de la sociedad es indispensable a la subsistencia de cada ser humano y de la especie humana en general. Los respetos sociales son de varias categorías, según sean más o menos indispensables a la subsistencia de la sociedad. Se procura, pues impedir las violaciones contra esos respetos (…) Nos pide también el compañerismo, la solidaridad con nuestro grupo y aún el altruismo.” Altruismo es lo que piden a la comunidad cultural, ¿será que los líderes predican con el ejemplo?, ¿Arriaga donaría sus cien mil pesos de sueldo para beneficio del arte, la cultura y la educación? De seguir lo publicado en La Cartilla, las autoridades en vez de avaras y miserables, serían generosas y dadivosas… o al menos justas. Ojalá las palabras de las autoridades sean más que letra muerta, vayan más allá de las publicaciones que impulsan, y sean sus actos los que demuestren su interés por la cultura y la educación mexicana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s