Meditación en el Perdón y la Bondad Amorosa

Ra’al Ki Victorieux

Algunas afecciones severas tienen origen emocional; algunos pacientes tienen heridas profundas o resentimientos hacia otra persona o personas. Aunque la persona este en tratamiento, la sanación sería más rápida si el paciente conscientemente hiciera un esfuerzo para perdonar a aquellos que pueden haberlo herido real o imaginariamente. Si el paciente recuerda las personas o las cosas que lo atormentan, el plexo solar se congestiona y se ensucia cada vez más, lo cual traerá como resultado un efecto adverso sobre algunos chakras y órganos. A menos que el paciente aprenda a perdonar, no logrará sanar rápidamente, o tendrá una recaída. El perdón es terapéutico, y necesario para la buena salud, ayuda a normalizar el chakra del plexo solar y los otros chakras afectados.

Después kihtówa ōpēh kitlahtlani disculpas, ma kiperdonāro… 

Después, dice, comenzó a pedir disculpas, que lo perdonara. 

El permanecer crítico, irritable o disgustado también es, a lo largo, antihigiénico y malo para la salud. El remedio es, por supuesto, aprender a apreciar las buenas cualidades de los otros para practicar la bondad y aprender a ser calmado. Es más fácil vestir un par de zapatos que tratar de aplanar todo el terreno brusco. Es más fácil ser amable, tolerante y desprendido que tratar de cambiar y mejorar a los demás.

Meditación-Perdón-RaalKiVictorieux.

Solicita la asistencia de los seres de luz en esta meditación. Respira, enraízate con la madre Tierra, ilumina tu corazón con sentimientos de gratitud, conecta tu corona con el padre Sol. 

Visualiza la persona a la que deseas perdonar (cualquier persona con quien guardes algún tipo de resentimiento), frente a ti. Envuélvele en luz rosa blanquecino, líquida, brillante, de amor incondicional. Afirma: 

Desde mi divinidad, saludo la divinidad que hay en ti. Todos somos hijos de Dios, y todos cometemos errores, es parte de la evolución. Te perdono por (agrega aquello que quieres perdonar), y te pido perdón por (agrega aquello por lo que quieres ser perdonado). Que las bendiciones de Dios estén contigo, que vayas en paz.

Imagina, visualiza que tomas una espada o instrumento afilado, que pasas alrededor de tu cuerpo energético, y con el que cortas todos los vínculos de tus chakras con esta persona. Visualiza que ya no hay ningún lazo o cordón que los una. Si encuentras que te resistes a este proceso, solicita la intervención de los seres de luz, principalmente del Arcángel Miguel, y suelta, deja ir. Apóyate en la respiración, inhala energía de la madre Tierra, con la exhalación, visualiza que dejas ir a través de tu corona. Imagina un sol brillante, al cual das estos cordones, esta relación, y dejas ir. 

Afirma al menos 7 veces la frase del Hoponopono: Lo siento, perdón, te amo, gracias. También puedes repetir la frase: “Namaste, mi alma superior saluda y perdona al alma superior que hay en ti. Bendiciones.” Ahora, respira, solicita sanación divina, imagina que recibes una lluvia de luz verde, violeta, líquida, brillante, la cual llena los espacios donde antes estaban dichas conexiones. Da las gracias a los seres de luz por su asistencia en ese proceso de liberación y perdón, deja ir, y deja actuar a Dios. 

Encuentra este y más textos espirituales en el libro “Meditaciones & Poesía. Libro de Horas para Nutrir el Alma”, adquiérelo en Amazon Kindle.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s