Presentación del libro VIII. Aikya, de Iris México, en Territorios, Código CDMX

Entrevista realizada por Brenda Galicia, para Territorios, programa de Código CDMX, radio cultural en línea, el 8 de febrero del 2022.

Escucha la entrevista en Mixcloud

Territorios, con Brenda Galicia.

Brenda Galicia (Brenda): Dos de la tarde con tres minutos, continuamos en Territorios, y pues vamos a platicar ya con nuestra siguiente invitada. Le doy la bienvenida a Ra'al Ki Victorieux, ella ya les platique, nace en 1971, crece en Chiapas, ha trabajado en temas de arte contemporáneo. Tiene una gran trayectoria artística, además es maestra espiritual, su trabajo ha sido presentado en exposiciones de  varios países, en Europa, también por supuesto en América, y pues es una de las creadoras mexicanas más prolíficas en temas contemporáneos. ¿Por qué voy a platicar con ella? Porque recién vamos a recibir información, o recibimos información respecto a Memorias de Spicy, Iris México, que es otra de estas iniciativas artísticas que emprende, y también nos permite conocer más de la mujer artista, de la mujer mexicana, los conflictos, las alegrías, el tema del activismo en el arte, el tema de la regeneración que también forma parte de su ejercicio artístico, y también pues el tema de las estéticas de trasfondo, de fortaleza, de trascendencia de los discursos. Entonces vamos a platicar de esta iniciativa que también nos permite conocer un poquito más de ella. Bienvenida a Territorios un gusto platicar contigo, ¿cómo estás? 

Ra’al Ki Victorieux / Iris México (Iris): ¿Qué tal Brenda? Mucho gusto en saludar a tu audiencia de Territorios, un placer.

Brenda: Gracias. Para contextualizar a la gente, que ya te hemos entrevistado en otras ocaciones, pero ¿qué tal que hay gente que no ha conocido más de tu trabajo? Pláticame sobre tu historia y ¿por qué razón empiezas ahora con esta distribución de tus memorias, de "Memorias de Spicy, Iris México"? 

Iris: Bien, pues yo creo que tiene mucho que ver también con lo que estabas comentando en la entrevista anterior, de la importancia de la memoria relacionada con el arte. Hay un dicho que dice: «Bueno, si haces una exposición de arte, pero no haces un catálogo, no queda memoria.» Si tú vives, jeje, y realmente te la puedes pasar muy bien, pero no socializas tu información, no sirves a la comunidad… No es que sea importante o indispensable que dejes memoria; pero para que haya memoria tiene que haber una socialización de tu existencia. ¿No sé si me explico?

Brenda: Mj. 

Iris: Entonces, para mí es importante este trabajo, de… de que no creo que… Soy fan de la contracultura, y del arte efímero, del arte conceptual, como ya lo sabes, pero también por eso soy muy consciente de lo efímero no solamente del arte, sino de la vida. 70, 50 años, incluso 90 años son nada. Por eso está este refrán de «ars longa, vita brevis», de que el arte tiene una vida mucho más extensa que la vida humana. Sí me he dado el ejercicio de estar escribiendo estas memorias, creo que es una forma de reflexionar, de compartir, y de dialogar.

Brenda: ¿Cómo se detona esta iniciativa creativa, y también cuáles son tus reflexiones? Ya he leído algunas cosas tuyas. Tuve la posibilidad de platicar de un libro que presentamos aquí también en este programa, en donde era una narrativa mucho más íntima que nos permitía conocerte, reconocerte, y también entender tu expresión artística. ¿Qué nos ofreces con este nuevo trabajo? 

Iris: Básicamente hablo mucho de activismo político. De cuestionar el momento histórico, de cuestionar situaciones como… Yo creo que la mayoría de las mujeres artistas que hacen activismo, porque hay activistas que no son artistas, y hay artistas que no son activistas… y cuando esto se conjunta, y además son mujeres, sobre todo en Latinoamérica, suelen trabajar por heridas muy profundas, como los desaparecidos, las heridas de género, las injusticias legales, el acceso a la justicia, que no hayan fraudes, que no haya censura, que haya libertad de expresión, que haya respeto y fraternidad, colaboración. Entonces, de esto se trata… Se trata de reflexionar en torno al momento histórico en el que estamos, y dar una propuesta con mira en una transformación positiva.

Brenda: ¿Cómo se transforma lo que ya está dicho, o lo ya está hecho? Sobretodo en territorios artísticos cuando... Obviamente el arte es intangible, y proviene del pensar y sentir de cada uno de nosotros, sin embargo hay un sistema como de mainstream artístico, en donde lo más visibilizado es a lo mejor lo que tiene que ver con estos discursos más visibles, más socializados, más a lo mejor en territorios políticos, ya que te dedicas también a hacer un tema de crítica hacia la política. ¿Cómo establecer nuevos discursos, establecer también regeneraciones, y también nuevos conceptos, cuando ya traes una carrera, en donde ya hay una visibilización y que también parte del ejercicio artístico es revisitarnos constantemente, y entender nuevas formas expresivas, y posiblemente también nuevas formas de entender el arte, de visibilizarlo, de visualizarlo? 

Iris: Sí. El arte siempre, bueno: -Cuando tú quieres hacer música, tú escuchas mucha música; siempre hay alguien que admiras, siempre hay alguien que te inspira. En el caso de los activistas soy fan de Rosa Parks, esta mujer negra, que simplemente en la época en que las mujeres, y negras, no lo digo de forma peyorativa, sino con mucha admiración, porque ellas no tenían en ese momento histórico derecho de sentarse en un autobús; tenían que ir paradas. Entonces ella rompe la ley, -ejerce su derecho a la desobediencia civil-, al sentarse en un autobús. Un acto tan común, porque ahora tenemos áreas rosas con áreas sólo para mujeres, para disminuir el acoso o el toqueteo indeseado, para sentirnos más seguras, y bueno, en la Ciudad de México, porque en muchos estados de la República no existen estas zonas en el transporte público. Bueno, en la época de Rosa Parks ni siquiera se podía sentar: era delito. Se sienta, y esa es su revolución. Es decir: –«Yo tengo derecho a estar aquí, yo tengo derecho de sentarme, tengo derecho a un lugar». Entonces, obviamente termina en la cárcel, y la sociedad se siente conmocionada, de que una mujer vaya a la cárcel sólo por sentarse en un autobús. Es admirable lo que hizo Rosa Parks.

Creo que muchas personas también hacen cosas muy admirables desde el terreno del arte. Por ejemplo, otra persona que me inspira es Ai Weiwei. Es este artista chino, que cuando murieron muchos jóvenes por un terremoto, las cifras fueron maquilladas para que pareciera que habían muerto menos, para que no se fincaran responsabilidades. Pasa en China, pasa en México, puede pasar en otros lugares del mundo, que las cifras no sean las que son, que 43 sea un símbolo y no una estadística veraz. Que quienes construyeron edificios sin cuestiones de calidad suficiente, se laven las manos después de los muertos. Ai Weiwei desde el arte rescata estos números, pregunta: –«¿Quienes son los que murieron?, denme sus nombres, quiero que hagamos un memorial a estas víctimas de la indiferencia, y de la corrupción.» Porque son víctimas de la corrupción y de la indiferencia, son víctimas de un estado que no está garantizando los derechos humanos y las garantías individuales, las garantías de cada individuo. Eso es una obra de arte, pero también es un activismo. Entonces Ai Weiwei fue corrido de China, lo detuvieron, dijeron que era por impuestos, derrumbaron su estudio, se tuvo que refugiar, después que hubo todo un movimiento internacional por liberarlo, se refugió en Alemania. Trajo una exposición aquí, al museo de la UNAM, muy interesante, y ahí rindió homenaje a los 43 que sabemos que son miles.

De eso se trata, eso me inspira, si mi obra logra estar algún día en uno de los grandes museos, no lo sé, pero no puedo contenerme de darte mi opinión, hacia la necesidad de que tengamos reflexiones por la trascendencia en el arte, que desde el arte hablemos por una Política del Amor Universal, por la Libertad de Crítica, que no haya este crucificar a las personas porque digan lo que piensan. Que haya; ¿cómo lo decía Voltaire?, tolerancia política, es una gran virtud.

Brenda: Claro, pero también vivimos con discursos polarizados. Creo que también siempre que exista el bien y el mal, la tesis, la antítesis, todas las polarizaciones nos van a llevar a disidencias. El tema es que efectivamente estemos en un país en que se nos asegure nuestra libertad de pensar, de exponer, de sentir, sin miedo a los castigos, a las críticas. Creo que hay mucho que sensibilizar, y por supuesto el arte o la cultura también nos puede ayudar a entender la otredad, o las alteridades. Desde las alteridades tu práctica siempre ha sido como en una especie de contracultura. No quisiera usar el término, pero sí hay que usarlo, porque digamos que va "más allá" de lo que está estipulado, de lo que está visto. Tienes un trabajo, ya de mucho tiempo, donde también tomas temas de conciencia espiritual, temas de cantos, temas chamánicos inclusive, diversas reflexiones que has tenido sobre estos temas más simbólicos. ¿Cómo ha sido este camino de tocar los aspectos emotivos y más profundos del ser, a raíz de estas prácticas?, ¿y de qué manera también lo fortaleces a través del arte?, ¿y cómo te ha costado o no, abrirte camino y trayectoria en espacios en donde estas temáticas no formen parte de las ideologías políticas, inclusive?   

Iris: Te agradezco muchísimo tu pregunta, me parece muy inteligente. Estoy de acuerdo en hay que decir el término contracultural, porque es el que tenemos. Seguramente podemos usar otros términos, pero mientras trabajamos con lo que hay.

Aprovecho para decir que acaba de fallecer uno de los grandes maestros de contracultura en México, que fue Carlos Martínez Rentería, y desear que descanse en paz. Participé mucho con él; a veces publicando en la revista Regeneración, o asistiendo a los Congresos de Contracultura. Hizo Congresos de Contracultura, algunos en la Ciudad de México, otros en Guadalajara.

Y esto que también mencionas que es la polarización. Es lamentable que a veces no podamos encontrar el camino medio. Es cierto que puede ser, la polarización -poner unos contra otros-, una herramienta para generar miedo, división social, y control político, es cierto. Pero también es cierto que la sociedad es más inteligente, cada vez es más inteligente, cada vez se da cuenta, porque ya se lo dijeron en 1984, o en «Un Mundo Feliz«, dos grandes obras de la literatura… nos han advertido. Entonces las personas dicen: -«Tengo que aprender a ser consciente, tengo que aprender a pensar por mí mismo y rebasar este discurso polarizado que me venden. Yo como individuo debo encontrar mi propia conciencia, y un camino medio para avanzar y desarrollarme en la sociedad.»

Por eso este libro, que te agradezco mucho que me des este espacio para hablar de mi trabajo, y de ese libro de memorias, que se llama: «VIII. Aikya. Memorias de Iris México. Activismo por la Libertad y la Unidad». Eso no es polarizado, es una paradoja, pero es una paradoja posible. Hay quien dice que no podemos estar unidos y además ser libres. Pero es absolutamente real, que podamos desarrollar nuestra humanidad hasta un momento donde podamos ser quienes somos, cada quien libre, sin tener que condicionar o perder a quienes amamos. Y pasa en las familias, o hasta en las parejas, o con los hijos, o con los compañeros de trabajo. Tú quieres ser libre, pero no quieres dejar libre al de al lado; porque quieres que haga lo que a ti te conviene. Entonces: Que el otro, que tú, que todos, podamos ser libres, sin perder a todos aquellos que queremos, aunque sean diferentes a nosotros.

Brenda: Íjole, es que estos términos vienen desde la domesticación de los animales. 

Iris. Jajajaja!

Brenda: Desde el origen de las sociedades del hombre, desde que nos asentamos. en los espacios y los lugares, y se adquiere este tema de pertenencia territorial. No sé si comenzamos mal, estructuramos mal, o se ha estructurado de manera negativa el tema, y ¿pues cómo ir en contra, de deja tú de una historia, porque creo que sí hay una historia, pero viendo la historia desde lejos, no se introyecta. Desde tus propias genealogías, desde tus propias historias, desde tus propias constelaciones, desde tus antepasados, ¿cómo dejar ir términos, que ya están tan introyectados? Como dicen: La sociedad comienza desde la familia, y los males sociales comienzan también desde la casa y desde la familia, ¿cómo ir en contra, no?

Iris: Fíjate que una de las cosas que me ha permitido a mí ser resiliente. Porque te voy a decir que me han censurado los distintos partidos políticos en el país, tanto uno, como otro, u el otro, para no empezar a decir nombres, pero si lo quieren leer, chequen el libro, hay un capítulo que se llama «La Accidentada Censura a Iris México». Trato de tomármelo con humor, de hablar tanto de accidentes de censura -que para mí es una de las cosas más graves, reprimir la libertad de pensamiento, la libertad de expresión del otro-, con accidentes como un accidente de moto, donde un día tropecé y acabé pasando abajo de un trailer, o un accidente en bicicleta, donde me chocó un auto, di la vuelta por la callé y terminé perdiendo el consciente del otro lado de la banqueta. Y ¿por qué hago esta analogía? Porque aunque la censura parezca que «no te pega», sí es un año a tu psique, y es un daño tu reputación y a tu desarrollo laboral. Al menos en mi caso como artista, haber sido censurada, en distintos entornos sí ha afectado un poco este posicionamiento de mi trabajo, obviamente duele. Pero este ser Quijote, este querer vogar por las libertades, los valores, los derechos humanos, no es gratuito; es una convicción. También, una vez que retomé esta conciencia espiritual: Tienes que servir diciendo la verdad; tu integridad de discurso es tu servicio.

Entonces, si alguien que tiene miedo de decir lo que piensa, nos escucha, y esto le motiva un poco a agarrar valor, a saber que no está solo, a saber que hay no solamente una Declaración Internacional de Derechos Humanos, que fue después de las Guerras Mundiales, para tratar de crear un mundo mejor, hay un montón de colectivos cada vez más que se dan cuenta que esto no es labor de uno y no es labor de un día. Esto es labor de muchos, y el trabajo que todos hacemos a favor de estos valores, derechos, y libertades, se suma. Todo lo que hacemos a favor de un mejor futuro se suma, vale la pena.

Brenda: ¿Cómo mitigar el tema de la auto-censura? En el arte encontramos diversas personalidades, que a veces son personajes, que ya tienen a veces, no generalizo, tienen ciertos discursos, están insertos en ciertos grupos, son afines a ciertas ideologías, políticas también por supuesto, filosóficas, y a veces cuesta trabajo, a pesar de ser un ejercicio del intangible y del imaginario personal, cuesta trabajo reconocer a la persona, al ser humano que está detrás. Esto por ejemplo, se ve mucho cuando hablamos de las proximidades, las proxemias, cuando uno está en el tema del territorio de las ideas, bien dicen, a veces la idea no dialoga con el corazón, o el corazón no habla lo mismo que habla tu mente, o tu pensar, o tu concepción de las cosas, y a veces si nos quedamos en el territorio de las ideas, dejamos de ver al ser humano, que siempre tiene que ir por delante. ¿Cómo has luchado para emerger, desde el aspecto más humano del arte, -que por lo menos así te percibo-, y que vaya en sincronía con el tema de las ideologías, pero no dejando a un lado a la mujer que -como lo mencionas en este libro -se tropieza, fracasa, tiene adversidades, tiene incertidumbres, habla del amor, del servicio, desde lo más vulnerable, pero también habla desde lo más firme que son las ideologías? Y a veces encontramos pocos discursos que se construyen desde esta ambivalencia, ¿cómo se logra y por qué razón tú lo practicas así? 

Iris: Mira, otra de las mujeres que admiro, es un personaje, como bien dices, es Mafalda. Es como esta niña, que desde una forma hasta un poco ingenua, deja un testimonio de una Argentina, muy agitada, que no se diferencia tanto de cualquier sociedad en crisis. Siempre va a haber algún grupo que busque desestabilizar la sociedad, no porque yo quiera decir que el Fondo Monetario Internacional lo este buscando… No. Jajaja. Pero siempre van ha haber otras Mafaldas y Mafaldos, que digan -«¿Qué podemos hacer entonces?» Siempre he pensado que la mayor fuerza que da unidad tanto a tus células para que estes vivo, como a las personas en una sociedad, para que puedan trabajar juntos; es el amor. No es una mera cuestión romántica: Si a ti alguien te cae muy mal, y te pisa el pie, te va a doler, capaz hasta lo demandas. Pero si te pisa tu mamá, o tu muy querido novio, pues te dolió, y te pones una curita, (lo dejas pasar). El amor es absolutamente transformador, y el amor sólo existe como decía El Principito, bajo un principio de la domesticación. La domesticación no es necesariamente mala, es permitirte conocer al otro. Uno de los Manifiestos más terribles que he encontrado en la historia del are es el Manifiesto Futurista. Admiro, me encanta Marcel Duchamp, que era futurista, bueno, era conceptualista, pero también participó un rato con los futuristas… Era un Manifiesto a favor de los autos de carreras, la velocidad, la guerra, las armas, lo masculino, la testosterona. Entonces, yo en contra de eso hice un Manifiesto por la Velocidad de la Tortuga, un poco recordando esta fábula de La Liebre y La Tortuga, donde la tortuga gana por persistente, no por rápida. Tal vez a veces nos parece que vamos perdiendo, porque hay gente que hace mucho escándalo. Por ejemplo, estás canciones terribles que son de moda, pero que van a estar de moda 15 minutos, y no las ideas que tal vez van un poco delante de su tiempo, y no las escuchan muchos, pero que podrán ser un faro, una dirección, un remanso, un cobijo, para aquellos que están en esa misma dirección. No se trata de convencer a todos, se trata de sembrar. Los cambios culturales son muy lentos, pero todos participamos en ello, ya sea al renunciar a nuestro poder y participación, o al participar, aunque sea en la medida de nuestras posibilidades, lentas, chiquitas, medianas, grandes… sembrando, cultivando aquello en lo que realmente creemos, que es lo que queremos dejar de legado y de memoria. Vernos a nosotros no como la moda de hoy, que va a pasar en 15 minutos. Vernos como algo trascendente, que aunque vivamos lo que vivamos, estamos sembrando futuro, siempre.

Brenda: Desde esta lucidez, del análisis artístico, que también viene dentro de este libro, y esta propuesta de nuevos discursos, y también de la ruptura de ciertos arquetipos con respecto al arte, por supuesto también, discursos. En algún momento yo hice la pregunta a un creador, del ¿por qué había quedado...?, -y esta te la voy a soltar también, ya que estamos hablando de esto-. ¿Por qué había quedado ya mitigado el tema de las corrientes artísticas? Si hablamos que por ejemplo hubo un realismo, un naturalismo, un clasicismo, un romanticismo, que respondía a las problemáticas sociales, y entonces entendíamos un aspecto enorme de expresiones artísticas que iban de la literatura, a la pintura, al arte en general, que respondían a las problemáticas sociales, y después creo que los últimos movimientos se dieron por ahí de los 50s, 60s, y después empezamos a tener como algo desdibujado en temas artísticos. Muchos pensaron que era a lo mejor por la globalización, que ya veníamos con muchas influencias, que ya era muy complicado tal vez estereotiparnos, o encauzarnos en una corriente artística, pero sin duda la práctica artística también obedece a alguna necesidad que tengamos en la sociedad, algún grito que se esté haciendo por temas sociales, políticos, económicos, si hoy pudiéramos ver la historia del arte como una nueva clasificación, ¿qué sería? Si por ejemplo, en 1900 había un naturalismo que respondía a los estudios científicos que hacía Darwin de las Islas Galápagos en donde hablaba de la selección natural, y la literatura nos llevaba a temas como Naná, en donde se heredaba la desgracia, ¿Qué sucedería en este momento, qué tipo de corriente artística pudieramos estar trabajando en estos instantes?

Iris: Creo que hay dos cosas que influyeron en lo que mencionas, -como siguiendo el mismo recorrido histórico que planteas-. El último de los estilos fue el impresionismo, que sigue siendo muy popular; Van Gogh va a seguir cobrando entradas para sus exposiciones que no se hubiera imaginado en vida. Antes del impresionismo, estuvo el romanticismo, que sigue permeando nuestra forma de ver el amor, suponemos que no hay que planearlo, que lo vamos a encontrar en un tren, que simplemente vamos a saber que esa persona para toda la vida, es muy de la época romántica el concepto de amor que aún permea en la época contemporánea, y es muy impresionista el concepto predominante en lo decorativo. Cuando vienen todas las corrientes y movimientos del siglo XX, que cambian rápidamente porque fue una época de drásticos cambios tecnológicos, la revolución industrial, las guerras, dejan de ser tan determinantes, porque una vez que hubo la «paz», entre comillas, porque nunca hemos tenido demasiado tiempo de paz en el mundo como tal, como planeta Tierra, siempre hay algún lugar que sigue peleando. Pero una vez que terminan las dos guerras mundiales y se empiezan a estabilizar las cosas, entre comillas, la revolución es de las comunicaciones, y del rescate. Había que pagar deudas de guerra. Alemania tuvo que pagar mucha deudas, como tratar de reparar parte del daño que había causado. Entonces, al ver que era posible pedirle a un agresor que hiciera reparaciones, empezó a surgir todo esto del postmodernismo desde los 60s. Entonces los grupos minoritarios, los afroamericanos, los latinos, las minorías que no estaban representados, en la alta cultura de las bellas artes de los museos de las mecas del mundo, empezaron a penetrar círculos de académicos, de conversación cultural, de eventos, de activismo, y viene todo este activismo de género, de distinta nacionalidad. Una de las deudas muy fuertes es con los indígenas de América. Por ejemplo, Yellowstone es un lugar que ahora es una reserva natural, pero antes era un lugar poblado por indígenas norteamericanos, fue un gran genocidio. Se dice que habitan como en otra dimensión. Cuando matas como a de una forma muy violenta en un territorio limitado, generas una fractura dimensional. No es que dejen de existir. Fue tan abrupto el corte, que generan una otra como dimensión sobre esa que está ahí. Tal vez esto es meternos en honduras chamánicas que ahora no es el momento, pero esto es parte de estas reparaciones históricas que se están buscando en la actualidad y que creo que van a continuar.

Algunos de los movimientos predominantes se llaman la hipermodernidad, o la transmodernidad, porque precisamente esta idea de buscar la unidad en la diversidad; estamos buscando cómo explicarla. A veces se habla de algo multidisciplinario, interdisciplinario, transdisciplinario, de algo, intercultural, multicultural, o transcultural. Digamos que son los conceptos un poco más comunes en la época contemporánea, porque están buscando estas reparaciones históricas, están buscando esta libertad y esta unidad, por eso te digo que no estamos trabajando solos: Hay una necesidad colectiva por salvar no solamente a la humanidad, sino al planeta en su conjunto, y sabemos, que tenemos que hacer algo juntos, para que esto sea posible, y no terminemos por destruirnos solos, porque ahora sí tenemos la capacidad tecnológica, y científica para hacerlo.

Brenda: Entonces es como una lección, ¿no?, o sea, un llamado a la unidad y un llamado a entendernos por fin, como seres gregarios. 

Iris: Nos han dado esta lección los maestros espirituales a lo largo de toda la historia. Nos lo intentó enseñar Venus y Afrodita, nos lo intentó enseñar Jesús el Cristo, nos lo intentó enseñar Buda. Nos lo intenta enseñar cada maestro espiritual que nos dice que el amor es la llave, que la no violencia, Mahatma Gandhi. Si aún no lo aprendemos, sería genial que por fin digamos «-¡Oh, me cayó el veinte!, ¡Sí, quiero vivir en paz, quiero trabajar y sembrar por un mundo mejor!» Si tu herramienta es el arte, desde el arte, si tu herramienta es la política, o las leyes, desde las leyes, si tu herramienta es la educación, desde la educación.

Brenda: ¿Cómo ha sido para ti el socializar estos temas, que vienen de uno, pero se entrelazan con otros? Incluso hace un rato platicabas sobre temas chamánicos. Y me puse a pensar, sé que a lo mejor, no sé si desees explorarlo aquí, pero yo siempre he pensado, ¿por qué hay regiones en el mundo que son tan castigadas por guerras, por desastres?, ¿qué será que pasa? Debe haber algo ahí de fondo, que haga que exactamente sean epicentro de muchas circunstancias que se van destapando con el tiempo, que se van repitiendo. Inclusive también podemos hablar del tema con personas, y sí creo que tiene que ver un tema energético de fondo. A veces cuando hablamos sobre estos temas se quita como el tema intelectual del arte, y se queda en un tema del intangible, de una ciencia empírica, que al ser empírica no se demuestras, no tiene un valor científico, y por ende queda hecha no se si hecha a un lado, pero sí mini... como hecha a poco... peyorizada, o como hecha a un lado, y no contribuye, o no forma parte de esta serie de discursos que están permitidos dentro de la política del arte, la sociedad y demás, ¿cómo ha sido este trabajo?  

Iris: Super interesante. Yo cada vez estoy más convencida de que el arte no está peleado con lo espiritual, y por eso propongo una metodología a la que he titulado «Método Schneider para el Desarrollo de la Consciencia en la Enseñanza Artística». Y llegué a este método de enseñanza que lo imparto a través de un diplomado, donde no solamente doy teoría del arte – teoría, historia, crítica-, doy una historia de las mitologías, y de las religiones, de los sincretismos espirituales, de la relación del arte para sanar, del artista chamánico. Porque sino somos conscientes de las energías que movemos, no importa que puedas citar 50 autores con su ficha técnica, la corriente a la que pertenecen, cuantas obras hicieron, y cuanto cuestan. Me parece mucho más importante dejar de tratar de justificar nuestro conocimiento a partir de tener la cita perfecta en APA o en otro formato de citas para validar: -«Yo sé esto porque tal lo dijo, y lo publicó, y la academia lo valida». ¿Por qué no saber esto porque te lo dice tu intuición?, Porque estás en un profundo contacto y diálogo constante con tu alma superior. Porque no dejas de escuchar a los elementos, porque tienes una relación profunda con la Tierra y con el Espíritu. Esa es una brújula magnífica, que muchos han perdido.

Y la perdieron porque en la historia, primero quisieron quedarse con todo algunas religiones que ganaban sobre otras, por guerras, y entonces los que no pertenecían a esas religiones los quemaban, a algunas incluso las llamaban brujas. Por ejemplo, está de moda esta película, Spencer, que está en cartelera. El entonces Rey del Reino de Inglaterra, que además era reino de Canadá, de varios lugares de África, Australia, era de los reinos más grandes del mundo, que se expandió con muchos piratas. Además de matar a todas las mujeres financiaba piratas. No estaba muy conectado con la bondad, y los altos ideales del amor, y con la naturaleza. Cuando quería divorciarse de una de sus mujeres decía: «-Es una hereje, es una bruja, es una adúltera». Aunque no lo fuera, la quemaban, la ahorcaban, la degollaban, o lo que fuera. Esto pasó durante siglos. Estamos a tiempo todavía de rescatar el alma colectiva, de ser más conscientes no solamente del alma individual, sino del alma del mundo, del Anima Mundi.

Sí, hay lugares donde hubo demasiadas injusticias, un derramamiento de sangre que teñía las tierras de rojo por kilómetros, y ahí habitan cantidad de fantasmas enojados. Es posible meditar para ayudar a aliviar la energía de estos lugares. El problema que tienen las almas. Cuando fallecemos no inmediatamente llegas al paraíso o al infierno, esa es como la versión para niños. Lo que realmente sucede es que si estás un poco preparado, has leído algo de las pruebas que va a enfrentar tu espíritu cuando mueres, entonces sabes que te van a poner tentaciones, ya sin cuerpo físico, y si las trasciendes, entonces vas a ir, vas ser más libre, vas a llegar a la fuente de tu energía: Tu alma encarnada se va a poder conectar con tu alma superior. Pero este tránsito de alma encarnada a alma superior, requiere que en primer lugar no tengas apego a tu cuerpo físico, o a la casa en que viviste, o a las personas que conociste; que aceptes voluntariamente irte. Algunas personas que están muy apegadas, o se mueren muy enojadas porque fue injusta su muerte, quedan apegadas al lugar de la tragedia, y esto genera territorios amplios con fantasmas muy enojados. Pero sí es un tema no tanto político, sí espiritual. Parte de lo que hablo en el Manifiesto de la Trascendencia en el Arte, y en el Manifiesto por la Solidaridad Creativa, el Manifiesto del Amor Universal, hablo de rescatar aquello que va a impedir que cometamos esos genocidios terribles.

Brenda: Claro. Ningún desarrollo social tiene cabida de mano de la muerte de muchas personas. Se hablaba durante los 70s del tema de la violencia justa, en épocas de Echeverría, por ejemplo, de Díaz Ordaz. Eso ya venía desde antes, ya desde muchísimos años antes se hablaba de la violencia justa, que a veces se tenía que explorar esos territorios para mitigar más daños a niveles sociales. Después obviamente, estas narrativas de la violencia justa fueron también impuestas o dichas por ahí de los 68, 71, con las matanzas a estudiantes del 2 de octubre y del Jueves de Corpus, y se habló siempre de "En defensa de, se hicieron estas circunstancias". Creo que sí habría que explorar ese tema desde otros ángulos, y otros valores. Como lo mencionamos en la entrevista hace un rato; el arte adquiere valores diversos, y es en cuanto al valor que tú le des, si para ti no dice nada, no hay paso de lo que sea, y si para ti ya te dice algo, y le inyectaste un sentido, ya viene una permanencia del arte, de la arquitectura, de lo que quieras. Dentro de nuestras narrativas habría que cambiar el sentido, y me parece muy loable estas nuevas formas. Además me recordaste a un invitado que tuve hace muchos años aquí en Código, que me habló de esto, del tema de seguir la intuición. Y sí me hablaba también del tema de pronto dentro de esta domesticación que hemos vivido, el tema del capitalismo también nos hacía que todo lo viéramos en torno al tener, al poseer, a mi casa, mis cuentas mi dinero. Y que las desiciones tomadas también, venían impuestas por pensares globales de lo que dicen que está bien, lo que dicen que está mal. Esto no lo debo de hacer, porque se supone que no es así. Y me decía él: -"Cada que tomes una decisión, cierra los ojos, si sientes algo que no precisamente sea bonito, y sientes que algo no está bien, pues no lo hagas, que esa sea tu medida de acción, y si en el momento vas a decidir y te sientes tranquilo, la salida creo que sí es por ahí". Creo que todos deberíamos llegar a este de la conexión interna, para saber qué clase de decisiones tomamos. Que a veces lo que está bien a nivel social, no necesariamente va a estar bien a nivel personal. Creo que seres humanos más conectados consigo mismos, seríamos una sociedad mucho mejor, más armoniosa, con seres humanos más felices, más satisfechos con nuestro pasar en el mundo. 

Iris: Me cae muy bien tu amigo.

Brenda: No era mi amigo, era un invitado, de hecho le perdí la señal, pero me dejó esa lección, en una entrevista también, igual como tú. También nosotros aprendemos mucho de ustedes, y en esa ocasión me quedó clarísimo el tema, y es una práctica que yo actualmente hago. Cada que tomo una decisión me pongo a pensar, tal vez los demás pueden decir que está bien, pero si a mí no me late, no la hago y punto. Creo que ese es uno de los temas que necesitamos urgente. 

Iris: Sí, el poder personal está muy minado porque la mayoría de los medios de comunicación nos venden una ideología donde nos dicen que nosotros tenemos que depender de una autoridad externa para todo. Hace poco, no creo que se moleste que cuente la anécdota, no voy a decir su nombre. La mamá de una pequeña de 7 meses me llamó porque su pequeña estaba muy enferma y me dijo: «-Me da miedo hasta tocarla, porque no la quiero perjudicar de lo estresada que estoy.» Entonces, mi respuesta fue: -Lo que más necesita tu bebé es amor, y lo que más necesitas tú para lidiar con el estrés de la enfermedad que es conectar con ese profundo amor que está dentro de ti, conectar con tu corazón, con tu ser superior, con los ángeles. Yo no soy alguien que imponga una religión, pero sí impongo un respeto a lo espiritual. Creo que cada persona tiene una guía espiritual, un maestro, un ángel que lo cuida, y algo en lo que él cree, que es muy respetable. Yo respeto en lo que esa persona cree, pero le pido que lo abrace, que ilumine su corazón, que respire, que haga un centro, que procure pensamientos, memorias, que lo hagan sentir orgulloso de sí, pleno, que conecte con la luz. Y le decía un poco en broma: -La luz no es el foco, ni la linterna del celular. Jeje. Sí es el sol, porque sin sol se muere todo el sistema solar, y sí son las emociones elevadas. Sí es el momento en que puedes conectar con la piedad, con la compasión, con el amor, a algo, a alguien, a tu gato… A muchas personas les es difícil pensar en el amor universal, porque no pueden amar ni a un gato, pero bueno, si pueden empezar por el gato, ya es algo, ya es ganancia, y de ahí luego pueden ir expandiendo. Y una vez donde ya estás en ese lugar donde ya te sientes bien, y en paz, entonces abraza al bebé, no hay forma de que eso le haga daño al bebé, no hay forma que eso te haga daño a ti.

Brenda: Sí, sí es cierto. Me encantaría poder platicar más contigo, pero ya se nos acaba el tiempo. ¿Dónde podemos encontrar más información, sobre tu libro, para que la gente lo consulte, también de estas actividades que realizas, por ejemplo, estos diplomados, los talleres que das, el acercamiento que puede tener la gente también contigo, si es que así desea vivir otra experiencia más de las emociones, más de las sensaciones, y pues estos acercamientos que tú haces con la gente. 

Iris: Mil gracias Brenda, muchas gracias a toda la audiencia de Territorios, están super invitados a visitar mi página, es Atma Unum. Atma es alma es sánscrito, Unum es uno o unir en latín, entonces el nombre del proyecto es buscar que todos seamos un sola alma. Atmaunum.com ahí los espero, son muy bienvenidos.

Brenda: Perfecto. Muchísimas gracias, y de verdad un gusto platicar contigo. 

Iris: Un placer Brenda, te abrazo, te quiero mucho, te mando mil bendiciones a ti y todo tu equipo. Gracias.

Brenda: Muchas Gracias, bendiciones también para ti, y gracias por estas reflexiones que son muy generosas, y por supuesto engrandecen a este espacio, y por supuesto a nuestra audiencia. Muchísimas gracias. 

Iris: Gracias hermosa, bonito día.

No nos pierdas la pista. Territorios, rutas por descubrir

Twitter @codigodf @codigodfenvivo

Link al programa en la Página de Territorios, Código CDMX http://www.codigoradio.cultura.cdmx.gob.mx/index.php/podcast/espacio-nancarrow-ogorman-memorias-de-vamp-iris-atma-ra/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s