El Poder Creativo de La Palabra; Chakra Daath

2013IrisAtma01blogDaath-w

Espiritualizar la Materia y Materializar lo Espiritual. El Poder de la Palabra. Reflexiones aplicadas a la Crítica del Arte.

Ra’al Ki victorieux

Cuando ustedes estudian arte, o cualquier cosa relacionada con las artes, les pueden enseñar la teoría o las cosas que se pueden aprender de memoria. De alguna manera, las leen veinte veces hasta que se las aprenden. Pero ¿cómo se puede enseñar la creatividad? Es decir; ¿cómo se le puede enseñar a alguien no a repetir aquello que se le proporcione, sino a inventar a partir de equis datos y estímulos. Eso es ser creativo: gestar cosas nuevas. Eso no es: “te lo doy, lo repites, me dices que ya te lo sabes”. Escribir un texto, ser crítico, significa ser creativo; porque tienes que crear una crítica que no existía antes. Casi todas las profesiones relacionadas con el arte deben fomentar la creatividad. Pero estamos en un sistema educativo que generalmente fomenta la pasividad. Es decir; como una evaluación más a partir de números: “Si entregas 5 hojas tienes 7, y si entregas 10 tienes 10”, que de la calidad y sobre todo de la independencia de los individuos. Creo que para ser creativo -esa ya es mi interpretación muy libre- hay que ser un poco rebelde-, o sea; hay que hacer algo que no estaba antes, y eso de alguna manera implica una ruptura.

Cuando hablamos del árbol de la vida, que es un poco de lo que les hablaba del tarot, (XI Fortaleza), a mi siempre me recuerda el dibujo del árbol de la vida -que es una forma geométrica-. Tenemos desde la raíz hasta la corona, y tres columnas. Me recuerda -no sé si han visto el Caduceo- esta cruz que tiene serpientes que suben y bajan, con alitas. Son casi lo mismo. Si pusiéramos uno sobre el otro, dentro del árbol de la vida habría un centro, habrían unos brazos con unas alitas, y habrían corrientes que subirían… Lo que conecta todos los sefirots o chakras de distintas terminales a otras en el cuerpo, en los cuerpos -físico, emocional, mental-, no sólo estamos conectando la base de la columna vertebral… por eso al meditar se pone la lengua en el paladar, eso cierra una conexión desde el chakra raíz hasta nuestra lengua (chakra de la garganta), y hacia el triángulo de lo superior, del aire (y la glándula pituitaria y el éter). Al poner la lengua en el paladar cerramos este circuito, se vuelven más perceptibles los cuerpos intangibles, más sólidos, y es mucho más fácil entonces recibir la energía y que esta fluya hacia las distintas direcciones del árbol.

Estas áreas… Si recuerdan, donde está el centro, uno debe tener una raíz y estar conectado hacia arriba, hacia abajo. También están las áreas de la severidad y la misericordia. Aquí (señalando la imagen del lado derecho) estaría el plexo, que en el cuerpo físico está al centro, pero en la geometría del árbol de la vida lo ubicamos a la derecha, hacia el brazo derecho, y de este lado estaría el corazón, que es más misericordioso. Eso quiere decir que aún cuando los chakras (en este caso corazón y plexo) se ubican al centro del cuerpo físico, uno es más de severidad (columna derecha), y uno es más de misericordia (columna izquierda). La energía tiene que fluir por todos estos distintos canales, siempre haciendo un centro.

Cuando una persona tiene mucha contaminación en sus cuerpos, no se le sugiere ningún ejercicio que traiga la energía desde la raíz hasta la corona, porque al subir puede ir activando la contaminación y puede ser peligroso. Eso se llama meditación kundalini: llevar la energía que está dormida en la base de la columna. (¿Se acuerdan cuando hablábamos del cerebro -reptil, mamífero, humano-). Que está dormida en la base de la columna, -en la profundidad del cerebro también-, hacia arriba. Hay una gran energía en la sexualidad, en lo primitivo, lo animal del hombre, que puede nutrir lo mental, pero si hay contaminación no solamente nutrimos, sino contaminamos. Por eso es importante purificar antes de hacer ese tipo de ejercicios.

Iris – No sé si, ¿han visto que Krishna tiene una cobra en la cabeza, y luego tiene 7?

Alumnos- No

Lo que pasa es que en occidente hay como esta idea de que la serpiente es el diablo, y los angelitos son los buenos, ¿no? Aquí (señalando el árbol de la vida), hay alas de angelito y unas serpientes que bajan y suben, digamos que podría ser un sincretismo de ambos. Cuando estamos muy condicionados a culpar todo aquello que sea animal y más reptil, estamos culpabilizando una parte de nosotros mismos, y no tomando la potencia de esa parte. Es algo cultural, occidente suele no aceptar a la Coatlicue por ejemplo: esta belleza monstruosa de la Coatlicue que tiene falda de serpientes, cabeza de dos serpientes que se encuentran. Para los egipcios, en la corona de los egipcios, había o un buitre o una cobra, y lo que representaba era que quien la portaba, el faraón, era alguien que tenía la habilidad de tomar toda la energía de la tierra, toda la energía de su raíz, hasta su parte más superior, hacia su corona, y entonces tiene poder sobre los otros, porque tienes el dominio completo de ti mismo, primero. Para poder llevar tu energía más primitiva a lo más superior de ti, podemos decir “espiritualizar la materia”, o “materializar lo espiritual”, porque esto tendría que ir en ambas direcciones: poder recibir energía superior y poder subir energía primitiva. Porque somos un sistema de energía y la energía tiene que fluir o se estanca. La creatividad es fluir. Si nosotros bloqueamos una parte de nosotros, ya sea la parte que esta abierta a recibir lo espiritual o lo sutil y traerlo a la materia, o bloqueamos la parte que puede recibir la materia y espiritualizarla, no estamos favoreciendo ese flujo dentro de todo el árbol que son nuestros cuerpos.

Cuando una persona no es capaz de hablar o de crear, es porque está bloqueado en ese fluir. Puede haber un bloqueo en un punto o en otro, pero lo ideal del sistema es que todo el sistema esté en movimiento. No es un sistema estático. Cuando tú ves un árbol de la vida o un cuerpo… digamos que no vemos a la persona como un cuerpo de carne y hueso, sino como un cuerpo de energía. Cada sefirot, cada chakra está en constante movimiento, están respirando, están proyectando colores, están comunicandose con todo lo que les rodea, y cuando alguno de esos chakras se deprime -porque le falta energía o está fracturadito-, o se congestiona -porque está muy enojado o colérico-, esa depresión o congestión del chakra bloquea el flujo del sistema, empieza a afectar al sistema en su conjunto. De lo que se trata un sistema sano, -individual o social-, porque es una forma de entender el sistema y su funcionamiento, es que esté purificado para que todo pueda fluir constantemente. Y un poco perder el miedo -por eso El Efecto Sombra, la película que les sugerí que vieran. Perder el miedo de la sombra, perder el miedo a lo que tú eres. Si hay algo de ti que tú no te atreves a ver o con lo que tú no te atreves a contactar, es algo de lo que no vas a poder hablar, ni de ti, ni en las obras que veas. Cuando veas eso de ti en una obra, no vas a poder hacer una crítica de esa obra. Porque ese algo te representa, te espejea, como habla Lacan, en el Estadío del Espejo, como nos espejeamos y nos reflejamos entre todos los individuos, entre los otros signos, las obras. Cuando algo te espejea, algo con lo que tú tienes un conflicto y estás reprimiendo, en vez de que tengas la soltura y la habilidad y la flexibilidad de escribir y teorizar sobre eso: bloqueo.

Ramón- ¿Te puedes espejear con una obra?

Iris – ¡Claro! Eso es el arte, ¿no? Lo que te deja speechless, sin palabras, que te conmueve, una imagen, aunque no la puedas poner en palabras. Y si la habilidad del crítico es fluir de forma consciente para poder poner toda esa conmoción estética en palabras, y el crítico no puede fluir. Va a hacer una obra muy superficial, una crítica predecible, tiesa, vacía. Puede que llene de palabras un texto, pero si no conecta con la estética de la obra porque para él es algo con lo que él no puede conectar, lo puede tener enfrente pero no lo puede ver, y si no lo puede ver, menos puede hablar de eso.

Esa es la relación entre la vírgula de la palabra de los mayas o los antiguos mexicanos, con la cobra de los egipcios. Son nadis que conectan todo el sistema, y lo que liberan es la palabra, porque la palabra nace de la consciencia. Si hay algo que está bloqueando tu salud, de alguna manera también hay algo que está bloqueando tu consciencia. Porque la falta de consciencia o la falta de estar presentes es lo que genera la enfermedad.

En muchos árboles de la vida, Daath, que es la garganta, -la palabra-, no aparece dibujada, o aparece así como en puntos suspensivos, en transparencia. Si ustedes ven el tarot, habría una línea del 1 al 10, otra del 11 al 20, y los que quedan fuera son el 0 que es El Loco, y el 21 o 22, que es El Mundo. Sólo existe si hay consciencia.

“El chakra de la garganta tiene 16 pétalos, con pranas azul, algo de verde y violeta. Daath es la séfira escondida”. No quiero como profundizar demasiado en la numerología, sino contarles un poco cómo funciona el chakra de la garganta. Es el chakra de la voluntad. Castaneda le llama el “centro de las desiciones”

“Daath en Cábala quiere decir “conocimiento”. Corresponde al chakra de la garganta, que está localizado en el centro de la garganta. Tiene 16 pétalos y contiene predominantemente prana azul con algo de pranas verde y violeta. El chakra de la garganta también controla la boca y la boca es utilizada para masticar y digerir la comida, se produce mucho prana verde cuando la persona está comiendo, el prana verde tiene un efecto de descomposición o ruptura. El chakra de la garganta -Daath es el centro de la mente concreta o de la facultad mental inferior. Es a través del uso del chakra de la garganta o de la mente concreta que una persona adquiere conocimiento. Es también el centro de la creatividad superior.

Funciones Fisiológicas 

El chakra de la garganta -Daath controla y energiza la garganta, la voz o la caja de resonancia o laringe, los tubos aéreos o traquea – la glándula tiroides, las glándulas paratiroides y el sistema linfático. Hasta cierto grado, también influencia el chakra sexual – Yesod. Un mal funcionamiento del chakra de la garganta – Daath se manifiesta como enfermedades relacionadas con la garganta tal como las paperas, dolor de garganta, perdida de la voz, asma, esterilidad, etc.

Centro de la Creatividad Superior 

El chakra de la garganta – Daath es el centro de la facultad mental inferior o de la mente concreta. Es utilizado cuando los detalles meticulosos están involucrados en las actividades como el estudio, planeación, pintura, etc. Cuando una persona se preocupa demasiado el chakra de la garganta – Daath está sobreactivado. Esto se manifiesta como una mente exageradamente meticulosa. El chakra de la garganta – Daath es también el centro de la creatividad superior, ya que el chakra sexual es el centro de la “creatividad física” o procreación. Cuando Daath está bastante fuerte y activo, el chakra sexual – Yesod está igualmente fuerte. Es por ello que los artistas o las personas creativas tienen un fuerte deseo sexual. Sin embargo, la energía sexual puede ser sublimada al ser llevada hacia arriba al chakra de la garganta.

“Muchos artistas, políticos exitosos y hombres de negocios tienen chakras de la garganta y sexual altamente desarrollados. Esto explica por qué algunos de ellos tienden a tener aventuras sexuales. Es imposible para una persona ser altamente creativa y al mismo tiempo tener un chakra sexual poco activado, ser impotente o frígida. Para que el chakra de la garganta – Daath esté altamente activado, es necesario que el chakra sexual – Yesod esté fuerte. Sin embargo, lo contrario no es necesariamente cierto. Un chakra sexual – Yesod altamente activado no necesariamente significa que haya un chakra de la garganta – Daath altamente activado.”

Master Choa Kok Sui. La Esencia Espiritual del Hombre. Los Chakras y el Árbol Invertido de la Vida.  

La relación de la creatividad con la sexualidad. La idea no es reprimir la sexualidad, sino hacer que la energía circule, de lo contrario se congestiona, se tiene que mover. Es importante fluir, porque fluir equilibra. Si la persona es muy sexual, pero no deja fluir sus emociones, ni tiene referentes mentales o espirituales, lo que vamos a tener es una congestión hacia abajo de la energía. En vez de tener un huevo de energía en el que todo circula armónicamente, tenemos alguien que tiene una gran carga de energía congestionada en las zonas bajas y muy poco de energía en las áreas superiores. Como cuerpo de pera. Si es alguien que, por el contrario, se la vive pensando en la inmortalidad del cangrejo, pero nunca trabaja ni gana dinero, que como que vive en las nubes, en la creatividad, pero no aterriza los proyectos ni tiene retribución por su creatividad, no tiene mucha raíz, no tiene casi energía de tierra, de vitalidad, incluso puede ser un poco depresivo,  triste, melancólico, suicida, pero altamente poético y creativo. De ahí la importancia de que haya como movimiento constante en todo el árbol, en todo el sistema, para que entonces sí sea como un ovalo, que sí tenga conexión superior y tenga raíz. De esa forma, tanto el sistema trabaja de una forma más armónica, como puede interrelacionarse, también, con individuos más armónicos. No es sólo esta idea de “si yo pienso que estoy bien estoy bien”, porque si te la vives pensando pero no aterrizas, ¡por mucho que lo pienses!

Los críticos deben firmar su obra 

El centro creativo tiene mucho que ver con la voluntad, por eso tiene que ver con la vocación -regresando a la vocación artística, el aprendizaje y la identidad-. Tú te defines cuando te nombras también, tu nombre, la importancia de tu nombre, de decir que estas, de firmar tu texto, de tomar tu lugar con tu nombre. Si no te atreves siquiera a poner tu nombre y a llamar tuyo lo tuyo. Es una sociedad que así como fomenta el aprendizaje no tan creativo, sino más por mimesis o por repetición, también fomenta una falsa modestia y una hipocresía terrible, porque la persona tiene que sentirse cómoda con su nombre, y reclamar su nombre, su cuerpo y su sistema, para tener entonces la voluntad de hacerse presente. Si ni siquiera se atreve a reclamar su nombre, su territorio… es un acto de voluntad, de presencia.

“Todo lo que puedo hacer es ser yo mismo, quien sea que ese sea”.

Bob Dylan.

Voy a terminar un poquito con esta idea del abismo. Porque abajo de Daath está el área emocional -agua-, corazón, plexo, ombligo, y fuego, tierra, todos los demás que han visto en la regla de 11. Hacia arriba más aire, éter: Ajna, Chokmah, Kether. Como queda entre lo más primitivo -lo que hablábamos de los sentidos-, como hay áreas más básicas de tierra, de fuego, agua, y unas más superiores, mente, espíritu. Tiene que haber un puente que permita que esta persona que vive en un estado de mamífero, evolucione a un estado pensante y consciente, ese puente es Daath.

Ramón: – ¿Entre qué y qué, otra vez?

Iris: – Entre vivir en un estado mamífero, animal, de… “Yo satisfago mis necesidades sexuales, o de comida, de casa, de vestido, de emocional, de -te quiero, apapachame-.” Todos tienen necesidad de cariño. O una realidad más de pensamiento, de conocimiento, o de consciencia espiritual, como  universal. Entre este estadio casi animal, mamífero, que seguimos siendo mamíferos los seres humanos, y un estadio más racional, consciente, el puente es Daath.

Todos lo usamos aunque sea poquito, no es necesario que alguien sea muy creativo, muy artista, para usar Daath. Sin embargo, como vemos, podría tener más desarrollados los chakras inferiores, o podría ser alguien muy espiritual pero poco enraizado. Aquí no se trata de, yo lo que trato no es de burlarme de nadie, sino de ser a veces un poco radical en los ejemplos, para que quede clara la idea de cómo está el sistema y de la importancia estratégica del lugar que ocupa Daath en el sistema. Porque de ninguna manera pretendo burlarme de nadie, sino como ejemplificar las situaciones posibles, el sistema puede estar en desequilibrio, lamentablemente, entonces habría que buscar una alternativa de sanación. No decir: “bueno, esta persona ya no tiene remedio”. Sino, buscar una alternativa de sanación y de equilibrio para ese individuo, porque lo ideal es que el individuo esté equilibrado.

Bueno, regresando a la idea de que Daath es el puente:

Abismo y Daath

El chakra sexual – Daath también se conoce como “abismo”. ¿Por qué? Para comprender esto es necesario entender la anatomía espiritual, la persona de hecho tiene dos almas: el alma superior, que es pura y el alma encarnada que puede estar contaminada y no es pura. Las dos almas están conectadas por una raíz o cordón espiritual. El alma superior en el proceso de encarnación física extiende una porción de sí mima “hacia abajo”. Esta porción del alma encarnada es lo que se llama alma encarnada. Desafortunadamente, el alma encarnada tiende a olvidar de dónde viene y quién realmente es. Tiene la tendencia a identificarse con el cuerpo físico, los instintos, los deseos, las emociones, los pensamientos y la mente. El alma encarnada, en el proceso de vivir su Vida, tiende a estar contaminada y enredada por los deseos más gruesos e inferiores por emociones y pensamientos.

Es por ello que algunas religiones tienen el concepto de purgatorio después de que el cuerpo físico muere. El alma encarnada gradualmente es purificada hasta que logra ir al mundo superior y finalmente unirse con el alma superior. A través de la purificación interior un yogui o practicante espiritual está en capacidad de ir al mundo superior o cielo y experimentar unión con el alma superior, incluso cuando el cuerpo físico aún está vivo. La palabra “yoga” significa unión con el alma superior.

“Daath es el abismo que va hacia abajo hacia el mundo inferior; pero en una persona tratándose de desarrollar espiritualmente cambia su papel de ser el abismo a ser el puente espiritual con el mundo superior.”  

Master Choa Kok Sui. La Esencia Espiritual del Hombre. Los Chakras y el Árbol Invertido de la Vida.

El Poder de la Palabra & la Ética en la Crítica

En la visualización te hace saber, la cobra sabe, la cobra animal, sabe que tiene un poder de vida o muerte sobre los otros, por eso en Egipto también era un animal sagrado. La palabra nos da poder de vida o muerte, no porque matemos a alguien, y eso vendría a ser la ética de la crítica. Si tú difamas el nombre de alguien, si tu borras el nombre de alguien, tú estás con tu palabra ejerciendo un crimen. Si tu corrompes tu palabra, porque te van a pagar y vas a decir florecísimas de algo que es malísimo. Tanto daño se le hace a un individuo, porque no es solo el cuerpo, sino su nombre, su voluntad, al difamarlo, o al faltarle el respeto o al atacar su nombre. Por eso es la importancia de la ética en la palabra o en la pluma. Es como la metáfora de la pluma como palabra. El crítico trabaja con la palabra, con el lenguaje, todo el tiempo.

Nella: -Sí, está interesante.

Iris: -Es más como estar en la voluntad, en la conciencia de ti mismo para ejercer tu voluntad sobre un otro, no para ni hipnotizarlo, ni para matarlo…

– Risas.

– Pero en la consciencia de que tu palabra tiene ese poder. Tú palabra es terrible, tú le puedes hacer mucho daño a alguien al difamarlo, al hablar mal de él, al criticarlo. En realidad así como este cuerpo energético puede estar contaminado por cosas que haga el individuo, si muchos otros individuos lo critican y lo abuchean… No sé si vieron esta película “The Green Mile”, hay un negro quien tenía muchas habilidades psíquicas, y cuando entra en un lugar donde nadie lo quiere, cuando ya lo van a poner a la silla eléctrica. Esta gente lo odia porque cree que él mató una niña, entonces ya tiene la pena capital. Entonces desde que entra al cuarto y lo van a  sentar… Él no había matado a la niña, pero es como el chivo expiatorio de la película, pero era un negro muy bondadoso con muchas habilidades psíquicas. Y desde que entra a la sala dice: -“Se siente como piquetes de abejas, de avispas”. El odio de la gente, cómo lo sentía. Así es la palabra.

Es la herramienta, es un poder grande, y hay que ser conscientes de eso. Porque si tú no le das poder a tu palabra tal vez puedes ser más agresiva. Una vez que sabes el poder que tienes… es como por ejemplo los que estudian artes marciales. Okey, vas a saber dónde pegar y dónde matar, pero no es para que andes matando gente, es para que sepas que tienes el poder, y desde esa consciencia de poder, puedas nada más defenderte y servir. Es como un ejercicio de concentrar el poder en ti y ser consciente, para también ser respetuoso. Tienes la palabra y es un enorme poder, no es cualquier cosa.

Alumnos: – Es responsabilidad también.

Iris: – Sí, y voluntad. Es sentir que tienes el poder de la palabra.

– Esta muy chido.

– Gracias.

Gracias a ICONOS; Instituto de Investigación en Comunicación y Cultura, CDMX. Espacio donde se realizó se impartió el taller de Educación Artística con Ra’al Ki Victorieux (Iris Atma), y se realizó la grabación de este video.

 ¡Aprende más! Adquiere el libro “ARTE. Educación Artística; Teoría, Gestión Cultural y Psicología Social” en Amazon.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s