¿Cómo te sentirías frente al despojo de tu hogar?

¿Cómo te sentirías si te quisieran quitar tu hogar, o desalojaran injustamente y con violencia a uno de tus seres queridos del lugar en que ha vivido por décadas? 

Mi nombre artístico es Ra’al Ki Victorieux, mi nombre oficial es Iris Merino Aggeler, me dedico a la creación y educación en arte y desarrollo personal. Actualmente atravieso un proceso de terrible corrupción inmobiliaria. Mi madre, la señora Martha Aggeler compró la propiedad en la que vivo en la alcaldía Miguel Hidalgo hace más de 16 años con un crédito hipotecario. Después de pagar más del 80% de la propiedad, la empresa “Su Casita” se fue a la quiebra y la deuda fue vendida sucesivamente a Santander, a ING, es decir, bancos y aseguradoras, al final la adquirió HSBC, quien demandó a mi madre por la deuda. Ella contrató a los licenciados Munir Tanous Age, Mauricio Tanous, de la Ciudad de México y Amin Cholac Manzur, de Chiapas, quienes cobraron honorarios y sin embargo no realizaron una defensa, la dejaron en indefensión jurídica, por lo que mi madre apareció en rebeldía ante el juez aunque ella estaba siendo engañada por estos juristas a quienes les pagaba. Debido a ese fraude, el departamento salió a remate y la deuda fue comprada por José Luis Ramos y Fusther de Flota, servidor público que ha aspirado a figurar en cargos de elección popular. Fue parte del equipo del ex gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle. Ramos y Fusther de Flota pretende desalojarme. Mi madre pidió ayuda a las autoridades con una carta pública a través de change.org, y a pesar que contamos con más de 88 mil firmas de apoyo, las autoridades han puesto oídos sordos. Aunque intentamos ser escuchadas en las audiencias que ofrecen AMLO, Sheinbaum y Romo, nos hemos topado sólo con “porteros”, licenciados que nos dicen que no hay nada que hacer, y que la autoridad en cuestión no puede escucharnos personalmente. Ramos y Fusther de Flota, y empresas como Pendulum Asociados, y Sofom Vivienda, han vendido esta propiedad durante más de 6 años, ya que mientras ha durado el litigio ha estado anunciada sin pausa en diversos sitios de Internet. No soy una experta en leyes, y aunque he pedido un amparo ya que he tenido la posesión del inmueble por casi veinte años, se me ha negado hasta ahora. Vivo con el terror de que me saquen de mi hogar por la fuerza, temo perder mi material de trabajo que es mi archivo de vida, por lo que solicito el apoyo de las autoridades: Queremos una sentencia justa, solicitamos la oportunidad de conservar el hogar y pagar sin usura. Las y los mexicanos necesitamos una Ley de Protección del Patrimonio, que defienda a los particulares de la avaricia de grandes empresas, bancos, financieras, y políticos corruptos. 

#DerechoAlaVivienda #CDMX

La corrupción inmobiliaria ante la indiferencia de Romo (de Morena, quien lleva 9 años en el cargo) en la Miguel Hidalgo es punta de un cáncer nacional

Estamos viviendo la punta de un iceberg; un cáncer nacional. No existe una ley que ponga un alto a la corrupción inmobiliaria que se ha disparado sin freno en la República Mexicana. Esta mafia se manifiesta de varias formas. Ya sea al construir más pisos de los que se permiten en las políticas de planificación urbana. Al apropiarse ilegalmente de predios de gobierno para construir propiedades privadas. Al -como en mi caso- cobrar intereses usureros a los deudores, de tal forma que estos aumenten su deuda y “se coman” lo que han pagado por la propiedad, mientras que los que compran la deuda ven crecer los intereses de su adquisición sin mover un dedo. También, hemos visto que después de años del sismo de la Ciudad de México, no se han sancionado ni a constructoras ni a funcionarios por emitir dictámenes de seguridad de edificios -incluso escuelas- con fallas en la construcción, lo que ocasionó grandes pérdidas de patrimonio y vidas humanas. Terrible es también cuando presenciamos el despojo institucionalizado: en un esquema corrupto la PGJ despoja de su propiedad a particulares, para ofrecer tales inmuebles a desarrolladores. O la corrupción de autoridades que piden millones para otorgar permisos de construcción. 

Necesitamos denuncias colectivas, un mapa de corrupción, más transparencia, mayor simplificación y modernización regulatoria, y una Ley de Protección del Patrimonio que ponga a las personas y su derecho a la vivienda como prioridad, que les brinde certeza de protección jurídica y frene el desmedido enriquecimiento ilícito de unos cuantos.  

Contáctanos y súmate a una denuncia colectiva

Esto no sólo nos sucede a mi madre y a mí, le podría suceder a cualquier persona, a ti, a tus hijos. Si te ha pasado algo parecido, por favor contáctame en unumatma@gmail.com para organizar una demanda ciudadana colectiva.

Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s