Escenificación del misterio de la Asunción de María

Una representación medieval que continua hasta nuestros días en Elche.

@eshuertajavier

El 15 de agosto se celebra la Asunción de la Virgen María. En Elche (Alicante), España, la fiesta transcurre con dos días de puesta en escena, en que la representación popular viene a llenarse de herencias Homéricas, siguiendo este mismo patrón arcano, la representación de la muerte y de la Asunción de María, siguiendo a pie juntillas la tradición de los hoy evangelios apócrifos. Este acto recoge un halo de misterio pues poco se sabe de su autor o autores, incluso del cuándo o cómo se inició a practicarse.

Escenificación del misterio de la Asunción de María
Escenificación del misterio de la Asunción de María

Pocas son las obras teatrales del medioevo se han mantenido hasta nuestros días tan vigentes y conservando sus orígenes hasta nuestros días como lo es la representación que año con año se realiza en la provincia de Elche, en Valencia, España. Aunque bien podríamos hablar de diversos ejemplos como lo son las representaciones sacras más conocidas y difundidas en occidente como las pastorelas. Pero de todo ello la comunidad Valenciana se lleva las de ganar como la más impresionante, El misterio de Elche o  Misteri d’Elx, como es mayormente conocido, retrata sino a una de las representaciones teatrales medievales más longevas, sí una de las más concurridas e impresionantes para su tiempo, e incluso para nuestros días por su complejidad material.

Son el 14 y 15 de agosto las fechas en las que transcurre dicha puesta en escena, en que la representación popular de la Asunción de María, viene a llenarse de herencias Homéricas y sus himnos a Deméter. El Himno a Deméter (diosa griega de la agricultura, protectora del matrimonio y la ley sagrada, en Roma llamada Ceres) narra el rapto de Perséfone (también llamada «Core», doncella; en Roma, Proserpina) por Hades (dios del inframundo), las andanzas de la madre y el regreso de la hija. Estas diosas, que precedieron al panteón olímpico, eran los personajes centrales de los Misterios de Eleusis, ritos de iniciación que se celebraron anualmente en Eleusis, cerca de Atenas, durante 2.000 años, considerados los de mayor importancia de la antigüedad. Los ritos de iniciación unían al adorador con el dios, incluyendo promesas de poder divino y recompensas en la otra vida. Algunos de sus elementos eran guardados en severo secreto.

En el caso del misterio de Elche, el primer acto ocurre el día 14 de agosto y es mejor conocida como la Vespra (Víspera) donde es representada la muerte de la Virgen María, la cual es acompañada en procesión a las afueras del templo de Santa María de la perpetuidad. En este lugar ocurren las acciones más interesantes, pues es al interior de dicho templo donde mediante un mecanismo a manera de tramoya arcaica, desciende desde una de las cúpulas que representa el cielo una mangrana (Granada) de ocho gajos, llamado así por su parecido con dicho fruto,  la cual trae en su interior un ángel, que anuncia la muerte de María, la cual expira en compañía de los apóstoles, al tiempo en que otros ángeles tienden a bien recoger su alma. El segundo Acto o Jornada el cual es conocido como “La Festa” es representado al día siguiente, en donde todos los personajes bíblicos en compañía de los personajes más importantes de la ciudad, acompañan en andas al cortejo del sepelio de María, es ahí donde un grupo de judíos o Judeada sale a la par para enfrentar un pleito por el cadáver de María, sin embargo y de manera inesperada, la horda iracunda es convertida y se une fielmente a la procesión que recorre las calles del pueblo, sumando a más gente al paso del entierro. Las personas, después de un trecho recorrido regresan a la Basílica, donde nuevamente la cúpula celeste se abre en par pero esta vez dando pie a un Ara cœli (Altar del cielo) bellamente ornamentado el cual se abre para llevar el cuerpo inerte de María. Después, un nuevo objeto en forma de nubes, desciende de las alturas llevando sobre sí a la Santísima Trinidad representada por dos actores, los cuales coronan la imagen de la Virgen, la toman en sus brazos y nuevamente suben al cielo, acompañados de ángeles, música y campanas, y una lluvia de oro sobre el escenario, terminando de esta forma la representación.

El misterio de Elche no es la única representación medieval, ni una de las más representativas o fidedignas, pero sí es una de las representaciones medievales cuyo escenario se mantiene hasta nuestros días y que continúa impresionando a los espectadores y fieles.    

*Te agradezco si le das me gusta, o compartes este post. Gracias por apoyarnos al adquirir nuestros libros en: https://www.amazon.com/author/raalkivictorieux  

Atma Unum, la unión de las almas. Fraternidad de conciencia creativa por el bien común.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s